Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$comment_count en comment_node_page_additions() (línea 728 de /home/n7c5z9p8/sitios/pensamientocivil.com.ar/htdocs/modules/comment/comment.module).
miscelaneas

LA SILLA VACÍA

Como ya sabemos, desde el 11 de diciembre Carlos Santiago Fayt no estará más en la Corte Suprema de Justicia. Quizás para que vayamos acostumbrándonos, su presencia en los acuerdos y en la firma de las sentencias se ha ido haciendo cada vez más esporádica. Su silla ha quedado vacía también en las recientes audiencias públicas y en la firma de las acordadas (quizás la más notable de ellas la dedicada a la re-elección de Lorenzetti como Presidente de la Corte Suprema).  Algunas veces serán razones de salud. Muchas otras, como aventurábamos aquí, disensos que no se expresan en votos. No lo sabemos y probablemente no lo sepamos nunca, si nos atenemos a las explicaciones que da la propia Corte Suprema en el caso “Caimi, Gabriela Beatriz c/ República Argentina – Estado Nacional – PJN s/ daños y perjuicios“, del 24 de septiembre pasado. Caimi, abogada en propia causa, venía peleándose -judicialmente- con varios jueces del fuero penal y civil por lo que consideraba una deficiente prestación del servicio de justicia. Rechazadas sus demandas en todas las instancias, la causa llegó a la Corte en queja y ésta declaró de oficio la caducidad de la instancia el pasado 21 de abril. La discute mediante recurso de reposición y el Alto Tribunal confirma su decisión. Caimi, como Abraham discutiendo con Dios sobre Sodoma y Gomorra, la sigue hasta el final y promueve la nulidad de la resolución (firmada por Lorenzettti, Highton y Maqueda) pues “considera que no resulta legal que el Tribunal esté constituido por una cantidad menor a la de cinco jueces”. Los mismos tres jueces le contestan...

Vea el artículo completo en: http://todosobrelacorte.com/2015/10/01/la-silla-vacia/