miscelaneas | Estamos leyendo...

IDENTIDAD BORRADA (Boy Erased)

Escrito y Dirigido por  Joel Edgerton, drama basado en la vida de  Garrard Conley. Se lucen absolutamente todos sus protagonistas en partes iguales: Lucas Hedges, Nicole Kidman y Russell Crowe.

Esta peli,  que me dejo absolutamente sorprendida, debido a que desconocía que existieran este tipo de “experimentos” contrariando la propia identidad sexual; trata sobre  Garrard Conley, un joven que es  sometido por  sus padres (pastores de iglesia) y por recomendación de pastores amigos (toda la película está absolutamente edulcorada con los dogmas y preceptos religiosos más radicales) a un proceso de conversión para tratar de eliminar en él su identidad sexual.

Estas clases diarias de una extraña y severa  "terapia" consisten  en  ejercicios que mutan desde una corrección postural “bien ruda” “bien masculina” hasta la narración grupal por parte de los “futuros conversos” de aberrantes situaciones familiares que tuvieran que ver con la  ludopatía,  el alcoholismo,  el consumo de pornografía y/o de relaciones sexuales pecaminosas con el mismo sexo.

 Buscando con esta “terapia shock” que los alumnos sientan una profunda vergüenza de su propia identidad sexual, generando así la culpabilidad que lleva a la redención, que finalmente será la que los “salvara” encontrando la cura de su mal.-  

Puede que, a día de hoy, esta película dramática nos suene un poco a chino, pero cuando vives en Alcalá de Henares, NO!.

En la actualidad, el obispo de la mencionada ciudad,    sigue tildando la homosexualidad como una enfermedad y aspira a dar "cursillos para dejar de ser homosexual" (ilegales y clandestinos, para mayor oprobio), es fácil darse cuenta de que esta triste realidad está lejos de perderse en el tiempo y que todavía hay y habrá numerosos conflictos (no solo religiosos, sino también políticos) a cuenta de algo tan íntimo y relacionado con la identidad de las personas como su sexualidad, y que esto seguirá salpicando a personas inocentes en pleno proceso de maduración que les puede reportar un enorme sufrimiento.

Joel Edgerton ha querido a través de esta lograda película, realizar una denuncia pública de lo que aun en el siglo XXI sigue sucediendo para sorpresa de unos tantos y espanto de otros con los DERECHOS PERSONALÍSIMOS DEL SER HUMANO y la autopercepción.-

Por capacidad legislativa y apertura de dialogo y debate, este País tiene desde hace unos años, una  concepción de la sexualidad y de la familia abierta  a nuevas posibilidades, entendiendo que las relaciones humanas son complejas pero LIBRES y que merecen SER PROTEGIDAS por el solo hecho de ser  consentidas y….deseadas.