SEIS SESIONES DE SEXO

“SEIS SESIONES DE SEXO”, pero .....

Antes de comenzar a conatrles el film,  viene bien citar a Galeano:

“Oscar Liñeira fue otro de los miles de muchachos desaparecidos en Argentina. En lenguaje militar, fue trasladado. Piero Di Monte, preso en el mismo cuartel, escuchó sus últimas palabras:
—Tengo algo que decirte. ¿Sabés una cosa? Yo nunca hice el amor. Y ahora me van a matar sin haber conocido eso”.
“Tengo algo que decirte” en Los hijos de los días.

Aclaro que la película no es reciente, tiene sus años. Una terapeuta que ayuda a una persona con discapacidad a tener su primera experiencia sexual. Como bien dice el titulo, son seis sesiones. Las diferencias con la prostitución son aclaradas por la propia protagonista. Quien descubre su sexualidad es un adulto que se encuentra imposibilitado de movilizarse.

Existen países donde  la figura del asistente sexual está garantizada por la seguridad social, y aun cuando esto pueda generar rápidamente un mal chiste, la ironía se nos va si ponemos énfasis en lo maravilloso que fue descubrir nuestra sexualidad, el goce individual o con el otro. Porque entonces privar a un sujeto de esa maravilla, y porque desconocer los prejuicios que existen en torno a sus circunstancias y el modo en que aquellos obstaculizan el goce de sus derechos? Es posible generar ajustes razonables en la seguridad social que permitan a las personas con discapacidad el disfrute de su más alto nivel de vida? si la respuesta afirmativa se impone, entonces es necesario pensar en la figura del asistente sexual, sea que este acompañe en el inicio del acto sexual a una pareja o tenga contacto directo con la persona.

Claro que la discusión no termina allí, sino que es un modo de pensar aquellos derechos que la CPCD también nos trae y que no pueden pensarse sin una sexualidad plena y libre de prejuicios: casarse, tener hijos, elegir como, cuando y con quien iniciar nuestra experiencia sexual.

Ya esta, termino acordándome otra vez del Art.8°, la “Toma de conciencia” a la que refiere la convención. Habrá otro momento y otro espacio para hablar sobre aspectos más técnicos, ahora quería contar esto. Claro que tengo ganas de contar otras películas como “Si fuo pare” (lamento la referencia al slogan de MM) o La familia Belier,  pero mejor mírenlas y escriban Uds., o tan solo coméntelas, de eso trata el Art.8° y acá les dejo unos párrafos “…a) Sensibilizar a la sociedad, incluso a nivel familiar, para que tome mayor conciencia respecto de las personas con discapacidad y fomentar el respeto de los derechos y la dignidad de estas personas; b) Luchar contra los estereotipos, los prejuicios y las prácticas nocivas respecto de las personas con discapacidad, incluidos los que se basan en el género o la edad, en todos los ámbitos de la vida; c) Promover la toma de conciencia respecto de las capacidades y aportaciones de las personas con discapacidad.

…….Por lo que sigue??...a mirar la Peli ¡!!